F. H. PALMA. Psicóloga y psicoterapeuta desde hace 10 años, Gabriella Bianco desarrolla principalmente su trabajo con mujeres y madres. Dentro de su terapia integral de preparación al parto incluye la técnica del canto carnático.

-¿Qué es el canto carnático?
-Proviene del sur de la India. El obstetra francés, Frédérick Leboyer, lo importó en los años 60 cuando observó que las mujeres allí se preparaban al parto cantando. Aquellas mujeres conseguían dilatar rápidamente y nunca hablaban de dolor en el parto, sino de intensidad.

-¿En qué consiste?
-Son vocalizaciones que dejan descansar la parte racional del cerebro, como en la meditación. Se toma conciencia de la respiración abdominal, mientras se estimula la garganta y se relaja el canal vaginal, ambos conectados celular y energéticamente.

-¿Con qué resultados?
-Elimina los bloqueos psico-emocionales: tensiones y miedos que pueden repercutir negativamente durante el parto. Además se crea un mecanismo regenerativo de energía y se aprende a convivir con las contracciones, ya que el cuerpo se deja llevar en lugar de luchar contra ellas. Esta técnica facilita la labor del médico, sin recurrir a fármacos u otras intervenciones que interfieren con el proceso fisiológico del nacimiento.

-¿Cuál es la mejor preparación al parto?
-Debe centrarse en un acompañamiento psico-profiláctico. La mujer debe tomar conciencia de su cuerpo, de su vida emocional. Conectar plenamente con su feminidad, con su sexualidad. Conocer la fisiología del embarazo y del parto, para encontrar la confianza para afrontar con serenidad el proceso.