Tenía un deseo muy bien guardado en lo más profundo de mi alma. Un deseo que esperaba pacientemente poder cumplirse.

Dicen que todo lo que nosotros estamos buscando, también nos busca a nosotros y que, si nos quedamos quietos nos encontrará. Es algo que lleva mucho tiempo esperándonos. En cuanto llegue, no te muevas. Descansa. Ya verás lo que ocurre a continuación. (C. Pinkola Estés)

La primera vez que abrí el libro «Mujeres que corren con os lobos» tenía 18 años recién cumplidos. Creo recordar que leí las primeras veinte páginas y…me rendí! Casi una década después lo retomé. Me di cuenta que guardaba más tesoros de los que yo entonces podía traducir a mi vida. Con treinta-y-pocos volví «al ataque», empecinada (¿o fascinada?) y tal vez hasta desafiante. Y comprendí -como mujer y psicóloga dedicada a la psicología de la mujer- que este libro estaba necesitando de una traductora y guía, una conocedora experta que me llevara a sumergirme en su profundidad, a descubrir más allá de los símbolos, de la belleza de su poesía.

Desde el día en el que encontré por primera vez a Jaqui Zieler en uno de sus talleres en Cataluña, supe claramente que quería seguir caminando hacia una Yo que necesitaba re-conocer y recuperar. Año tras año mi anhelo se hacía más intenso y, con ello, el deseo de que Jaqui llegase a mi, para traer hasta aquí su semilla, su sabiduría y la labor que desempeña desde hace 15 años en Argentina, coordinando grupos de mujeres alrededor de la obra de Clarissa Pinkola Estés. Esta autora, con un estilo poético y simbólico, trae para las mujeres del mundo una nueva psicología que invita a curarse y a florecer. ¡Esto era lo que yo buscaba!

Mi deseo se cumplió: Jaqui llegó a Mallorca y, por mi gran sorpresa, llegaron más mujeres! Más de las que nunca hubiera imaginado y esperado para compartir conmigo un círculo maravilloso, cálido, alegre, entusiasta, implicado, motivador, profundo, coordinado magistralmente por Jaqui Zieler.

Llegaron mujeres maravillosas, a las que quiero. Mujeres a las que estoy agradecida, que me honran con su presencia, y cuya implicación y generosidad me emociona profundamente. Gracias querida Jaqui por volar hasta aquí, tal hada y Maestra, por tu presencia, por tu luz, por convertir en realidad mi deseo, por los ricos momentos compartidos, por tanta energía que sigo gozando hasta hoy y por traernos la semilla. Me comprometo a sembrarla en tierra fértil, a cuidarla con paciencia y amor. Y muy especialmente gracias a todas las asistentes desde lo más profundo de mi corazón, por vuestra confianza, por compartir estos momentos y tesoros conmigo, por estar en mi vida.

Ha empezado un nuevo ciclo. He aquí una nueva semilla.

Paul Cezanne. Las grandes bañistas, 1906.

Jaqui Zieler es psicoanalista, terapeuta Reichiana, haptónoma especializada en Psicología Perinatal y Psicología de la Mujer. Fundadora y presidenta de la Fundación Creavida en Buenos Aires (Argentina), nido y hogar de los primeros grupos de mujeres que crecieron a través de las enseñanzas del libro «Mujeres que corren con los lobos» de Clarissa Pinkola Estés. Jaqui Zieler publicó en 2013 su libro «¿Hay cielo adonde voy?», un homenaje al linaje femenino y a las madres.